La proporción áurea podemos encontrarla en la naturaleza pero, el marketing  la fue aplicando a elementos de nuestra vida cotidiana como en el logo de Google, Toyota, Apple,  Pepsi, entre otros miles.

La Proporción Áurea (o Número Áureo, o Divina Proporción, entre otras denominaciones), es una curiosa relación matemática presente en la naturaleza: en las nervaduras de las hojas, en el grosor de las ramas, en el caparazón de moluscos, en las semillas de los girasoles, en los cuernos de las cabras, incluso en el cuerpo humano .
Es un número irracional,​  (1,618) representado por la letra griega φ (phi) (en minúscula) o Φ (Phi) (en mayúscula) en honor al escultor griego Fidias. Esta proporción ha fascinado desde hace siglos al ser humano, que lo ha considerado un indicador de la perfección y la estética.
En el Renacimiento, muchísimos artistas y arquitectos compusieron sus trabajos con la intención de aproximarse a la proporción Áurea, por ejemplo, el hombre de Vitrubio, dibujado por Leonardo Da Vinci y considerado un ideal de belleza, está proporcionado según el número áureo. Lo mismo se afirma de las proporciones de la Gioconda o del Parthenon.Parece ser que el número áureo está en todas partes y hace que percibamos el mundo un poco más bello, aún cuando no sepamos que está ahí.
Qué tiene de cierto o de mítico? no se sabe con certeza pero resulta una historia  fascinante, que sin duda nos invita a ponerla en práctica en algunos aspectos de nuestras vidas.

 

Llamanos!