Es la estrategia clave de la eliminación los logotipos comerciales e incluso las marcas por completo, esto logra establecer una comunicación menos corporativa y más personal. Al hacer que la marca pase a un segundo plano y deje de asumir el protagonismo es el consumidor quien pasa a ocupar ese lugar.
Uno de los más recordados ejemplos de debranding fue el de Coca Cola que cambió su marca para reemplazarla por nombres de personas o palabras como mamá y papá. ¿¿Quién no lo recuerda??
¿Hace falta ser un gigante como Coca Cola, Nike o Apple para poner en marcha una estrategia de debranding? Realmente no, pero solo podes desmarquizarte  con éxito cuando lograste posicionar primero tu marca en la mente de los consumidores, sino,  el debranding será una acción en la que inviertas dinero y pase totalmente desapercibida frente al público.

 

Call Now ButtonLlamanos!